Miguel Ángel Concepción (Isla Cristina, 1966) se nos presenta como un artista versátil, complejo, transdisciplinar, si bien, en un principio, irrumpe en el panorama artístico básicamente como pintor y muy pronto muestra un gran interés por el videoarte, es a partir de 1998, cuando, debido a un pequeño accidente, tiene que estar postrado en una silla de ruedas durante dos semanas en el estudio de San primitivo de Sevilla, donde inicia lo que después será su modus operandi. Durante ese tiempo dibuja constantemente, a la vez que diseña y piensa numerosas instalaciones y vídeos, que aunque muy pocas fueron llevadas a cabo, si produjeron posteriormente resultados satisfactorios para el autor. Actualmente, en sus trabajos podemos observar fusiones de técnicas electro-gráficas o digitales con procedimientos clásicos como el óleo o el acrílico, así como el desarrollo de una extensa obra en video o estampación digital. Las migraciones acuáticas, la descontextualización, la historia del arte o la crítica social, son los referentes conceptuales e iconográficos a los que recurre habitualmente no sin cierta mordacidad y mirada cáustica y gran activismo político.

Su obra ha podido verse en foros internacionales de arte como ARCO yESTAMPA así como en distintos museos y galerías de Arte de todo el mundo. Ha expuesto en Madrid, Sevilla, Huelva, Barcelona, Italia, Portugal, Estrasburgo, Bruselas, Alemania, Nueva York, Lima, Santiago de Chile, Colombia, Santo Domingo, Atenas (Grecia), París, Lyon (con la Galerie Des Pentes, con la que trabaja actualmente y en la que expuso BIPOLART - junto con su compañera Rocío López Zarandieta- pasando a tener obra en la colección pública del ayuntamiento de esta ciudad), participa en los encuentros internacionales de arte Algarve-Andalucía, en Tavira, Portugal. Instituto Cervantes de Bruselas, Parlamento Europeo de Estrasburgo, Feria del Libro de Frankfurt (Alemania). Videoinstalación en La Sala de Blas -Córdoba- denominada LIMO Remix, una muestra multidisciplinar en el Museo Provincial de Huelva "La Culpa la tiene los ojos", donde presenta pinturas de gran formato, videos y sonidos. "Eye-Land", instalación para ARCO Madrid. "Fish & Freak", en Centro de Arte Harina de otro Costal, y "Otras Miradas" en Essentia Gallery.

Seleccionado para VIDEOsPAIN, muestra itinerante de videoarte español, Lima, Peru en el Centro Cultural de España (CCE) , en la XXII Bienal de Artes Mediales de Santiago de Chile y en Honduras en el Festival Modular de Tegucigalpa ITINERANCIAS TRANSVISUALES DE VIDEOsPAIN # 3, VIDEOsPAIN TRANSVISUAL CROSSINGS #4 12th Athens Digital Arts Festival | Digital Pop, VIDEOsPAIN TRANSVISUAL CROSSINGS #5 At Festival Internacional de la ImagenManizales [Colombia], VIDEOsPAIN TRANSVISUAL CROSSINGS #6 Centro Cultural de España Santo Domingo.

Miembro de la performance Arbeit Mach Frei, 03, en el marco de la FIAC de París junto con una quincena de artistas internacionales, bajo la dirección de Djan Silveberg.

Y varias muestras internacionales de Videoarte con MADATAC.

Ha recibido numerosos premios destacando la beca de la Fundación Joan Miró de Mallorca por el proyecto “El día que Arcimboldo me invitó a comer” realizado con Rocío López Zarandieta, primer premio en el Salón de Otoño de Huelva y tres Becas Daniel Vázquez Díaz de la Diputación Provincial de Huelva. Así como la publicación de tres libros, “Reflexiones Mojadas”, Dormidos Ahogados y Santos” y "Postales desde la Atlántida"

Es director y comisario de ATLANTICA VISUAL-ART festival de videoarte al aire libre, bajo la Luna y las estrellas, dentro del Festival internacional de Cine bajo la Luna Islantilla Cineforum, contando ya con 7 ediciones, una de ellas en México.

También es director y comisario de varios ciclos de videoarte como:

VA # TV. Ciclo de videoarte en Huelva,(las dos ediciones hasta el momento) para la diputación Provincial de Huelva.

ROAD-VIDEO, para el Puerto de las Artes 2011.

FILM#MAR, 2012. Muestra colectiva de videoarte en la playa.

Ha realizado talleres con TERRY BERKOWITZ (instalación multimedia), LLORENÇ BARBER, GUILLERMO PÉREZ VILLALTA o FEDERICO GUZMÁN. Cuenta con obras en la Fundación Joan Miró, Diputación de Huelva, Banco Central Hispano, Fundación El Monte, Muelle de las Carabelas (La Rábida), Conjunto Arqueológico de Itálica, Museo de Arte contemporáneo de Nerva, Ayuntamiento de Lyon (Francia), México DF, Etc.

Es miembro fundador de Vulgaris-Arte con la que han realizado tres ediciones con enorme éxito nacional e internacional y una exitosa participación en la muestra "Contra la Cuerdas, segunda caída" en diferentes ciudades de México, por una decisión personal deja el grupo en 2007.

Es miembro fundador deATLANTIDAWELCOMEJunto con Roció López Zarandieta, con quien gestiona el ESPACIO CANALLA en Sevilla y Espacio de Arte Contemporáneo Las Cañas en Isla Cristina.

Seleccionado por MECA, Mediterráneo Centro Artístico, para Territorio Sur, en el Museo de Huelva y Facultad de Bellas Artes de Granada.

Participa en Arbeit Macht Frei un performance durante la FIAC de París, y en su posterior muestra en la Galería Hors-Champs de esta ciudad del 26 de Enero al 28 de febrero de 2016.

Participa en el 12 Festival de Artes Digitales, Digital Pop, de Atenas (Grecia)

Actualmente estudia varios proyectos internacionales, tanto de Pintura, video-instalación y fotografía.


FISH & FREAK. Por Pepe Álvarez

 

Los dioses traman la vida de los hombres para que las siguientes generaciones tengan algo de lo que hablar, sentenciaba Homero en su Odisea. Pero sería mejor decir que somos los humanos los que tramamos nuestras vidas para que las siguientes generaciones tengan dioses en los que creer. Posiblemente no seamos más que trozos de carne seducidos por una conciencia que pretende transformar nuestra existencia en algo transcendente. Un juego imaginativo que da sentido a nuestro pasado como desencadenante de nuestro presente y nos hace creer que esta misma dinámica se dará a la hora de otorgar sentido a nuestro futuro.

Miguel Ángel Concepción hace uso de la fotografía casera a conocidos y amigos, sin poses, sin encuadres, en estado de embriaguez, de fiesta, sorprendidos o forzando una sonrisa de muestra. Luego las reelabora con sus pinceles en el estudio, donde las transforma en una especie de pared que recibe las múltiples capas de pintura, las manchas, trazos que desvirtúan la nitidez inicial. Con este proceso las somete al trauma del tiempo añadiéndoles el ruido visual propio del paso de los años, las veladuras, la disolución de los contornos y colores…Pero sobre todo es carácter lo que adquieren los rostros que el artista trabaja en su estudio, de una manera similar a los muros de una casa, impregnados de las vivencias y choques de sus habitantes.

Estos rostros se alejan de las caritas de cera de las poses del famoseo, de los escenarios mediáticos, los empresarios millonarios, dirigentes políticos, deportistas de élite, cantantes-modeladas en karaokes televisados, actores que pasean su amor en alfombras rojas, toreros vestidos de Armani, modelos acompañantes en fiestas vip. Estas caras que los medias vomitan sin parar sobre nuestro imaginario quizá llamen más la atención, suban a lo más alto los medidores de rating, pero hace tiempo que dejaron de decirnos algo, su masificación es directamente proporcional a la inatendibilidad que provocan. Estos retratos, si bien no suben los niveles de Share, los Rating o las cuotas de pantalla, sí tienen la capacidad de contar historias. Miguel Ángel facilita sus lecturas al respetar la escenificación que los mismos retratados imponen a sus propias imágenes en lugar de tratarlos en su totalidad como material de autoexpresión.

No es el biografismo entendido como la necesidad de encontrar el significado de la obra en la vida del artista lo que nos dará acceso a la imaginería de este autor. Para acceder a la obra de Miguel Ángel Concepción es preciso desgranar el tiempo que nos ha tocado vivir en sus más superficiales detalles. En efecto, sería un error buscar el detalle sintomático que “abra” la obra a partir del conocimiento de la vida del autor sin antes someter a cirugía invasiva el marco vital que compartimos.

El campo de trabajo de Concepción es la vida ahistórica, sus nimios detalles, sus más insignificantes anécdotas, aquellas que con más certeza nos mostrarán el contexto epocal que vivimos. Sus monocromías sirven de testimonio y documento de una época. Un canto al placer de vivir, a los pequeños placeres sin los cuales nos convertiríamos en terroristas. Logra establecer una llamada a la interconectividad entre seres humanos, a la expansión de una especie de conciencia colectiva. Miguel Ángel accede en su obra al absoluto hegeliano de la ilusión –subjetiva—de realidad—objetiva—. Con él nos muestra el fallo dado en la historia de la filosofía en su intento de diferenciar el conocimiento popular del conocimiento verdadero. Miguel Ángel introduce el dedo en el hueco entre la realidad corriente y la dimensión etérea transcendente operando desde el sentido sobre lo real.

No hay comentarios: